Reflexión Cordimariana

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

 

COLEGIO SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ DE MONTERREY, A.C.

 

 

Queridos Padres de familia:

Este nuevo año escolar 2018-2019 deseamos llegar a cada uno de sus hogares por medio de las redes de comunicación, con la finalidad de seguir sembrando en cada corazón la palabra de Dios, aumentando la fe, la esperanza y el amor.

Esta reflexión Cordimariana les llegará a ustedes una vez por semana, durante el año escolar (de Septiembre a Junio). Deseando que la gracia de Dios se derrame sobre ustedes, sus familias y fructifique.

Atentamente “Las Madres Misioneras Cordimarianas” quienes dirigimos este Colegio Católico.

 

REFLEXIÓN “CORDIMARIANA”

“TÚ MI DIOS, USAS LO PEQUEÑO PARA HACER GRANDES COSAS”

A la mitad de la primera semana de trabajo iniciamos las juntas con padres de familia de nuestros alumnos, de dos en dos grados desde preescolar, primaria y secundaria. Mañanas muy importantes para enterarse de y cómo trabajaremos durante este año escolar desde las 7:00 A.M. hasta terminar entre 11:45 o 12:00 del día, la asistencia fue bastante nutrida por parte de los papás, gracias por asistir.

Vi en cada rostro de los padres, el deseo de que sus hijos progresen en la vida…

Pero ¿Qué es lo que hace falta? En muchísimos casos el gran factor “ausentes” en la formación de los hijos. El estar con ellos en el desarrollo de su personalidad y de la vida espiritual, porque con el ejemplo de vida, la atención, los cuidados y el darles a tiempo su llamada de atención, el hijo se endereza, se corrige; los hijos imitan a su madre y padre, ellos son el ejemplo a seguir.

Lo tradicional de nuestro país era que las familias se identificaran claramente con la iglesia católica y practicaran la fe, los sacramentos, devociones, actitudes de educación de valores, lo cual era fuente de paz y amor en el hogar. Familias enteras solían ir a misa dominical, todos ataviados de sus mejores trajes “domingueros”, porque ir a misa era un acontecimiento que apelaba a la fe de los fieles y también suscitaba gran respeto y devoción, no solo al señor sino también al templo donde permanece su presencia.

Pero, desde hace tiempo, las corrientes anticristianas y anticatólicas han logrado socavar la unidad familiar, el respeto de los hijos y la fidelidad a la doctrina católica.

Esta es una realidad que se ve en la sociedad. Es por eso que las familias católicas tienen hoy y ahora una gran misión que cumplir: retomar la fe y la religiosidad en las familias, y entronizar nuevamente a nuestro Señor Jesucristo en los hogares.

Es una misión urgente a la que el Señor Jesús nos llama a todos los laicos católicos.

Hacer “Lo extraordinario en lo ordinario”

Aceptemos la realidad de que Dios puede utilizar a todos y a cualquiera de nosotros, que somos gente común y corriente, para hacer grandes cosas.

Pidamos en nuestra oración, la paz para todo el mundo, en especial por nuestra Patria “México” que en las familias tengamos unidad y paz, que regresen las familias a la práctica de la Fe Católica, el amor a Dios y al prójimo.

“Santa María de Guadalupe, Salva nuestra Patria y conserva nuestra Fe”

 Que tengan una excelente semana y hasta la próxima.

 

Con Cariño

Madre María Teresa Silva Sandoval

Directora General

 

.